viernes, 4 de enero de 2013

LAS CHICAS DE LONDRES 2012. Análisis de nuestro deporte actual

Durante dos semanas un grupo de deportistas mandó un mensaje de cómo se pueden hacer las cosas cuando los medios escasean. Once historias de normalidad, de gente corriente, de luchas personales. Las once medallas.

Hay que hacer un análisis muy exhaustivo de estas once historias y de sus deportes correspondientes. Deportes con muy poca ayuda institucional, minoritarios y donde las categorías femeninas son ignoradas. 

El documental nos ofrece la visión de sus protagonistas antes, durante y después de conseguir subir al podium del medallero olímpico. No lo olvidemos, representando a España, la misma España que representa la selección de fútbol y que cuenta con un apoyo en todos los aspectos incondicional: 

Deportes individuales como los poco conocidos en cuanto a reglamento y disciplina de la  Piragua, Taekwondo y windsurf. También el archiconocido deporte de la Natación, que cómo se ve tampoco anda con muchos recursos,  con Mireia Belmonte que nos cuenta como tuvo que entrenar tanto física como psicológicamente para poder conseguir su objetivo medallero. Sensaciones durante las pruebas de todo tipo,, angustia, miedo, satisfacción, superación, etc. Todo un documento que nos ilustra para asimilar como los grandes atletas consiguen sus objetivos y poder vislumbrar como podemos alcanzar los nuestros propios del día a día.
 A la vuelta y después de los JJOO, su dificultad para llegar a un acuerdo económico con su antiguo club de natación después de ganar dos medallas olímpicas, 

Así mismo, el documental,  cuenta con deportes colectivos con interesantes aportaciones del mundo del waterpolo femenino, su ascensión a nivel mundial y las tácticas utilizadas por su entrenador para hacer un equipo ganador. El balonmano y el necesario exilio de sus jugadoras a otros países donde se reconoce dicho deporte. Una selección que aporta unas confesiones significativas de algunas razones del porqué de su éxito.

En resumen muchas confesiones y la visión de que aún consiguiendo los mayores galardones del deporte mundial, en España, siempre serán desconocidos y minoritarios por una mala cultura e inversión económica proporcional entre los diversos y múltiples deportes que existen.